menu

28 febrero 2010

MIEDOS

Habito entre el antes y el después,
varados mis pies delimitan el espacio,
siendo mas fácil mantener la inmovilidad
que romper el equilibrio por miedo a caer.

Crujidos bajos mi pies denotan la ambigüedad,
malhumorado el semblante viendo la vida pasar,
desahuciada la esperanza por no aprender a volar
por lúgubre pensamientos que atacan sin piedad.

Cuando de endebles creencias se alimenta la vida,
peor es la ascensión que sueña la imaginación,
miradas apuntando al cielo y suelos reclamando
la antítesis entre la locura y la cordura.

Deficiencias girando a mi alrededor con agonía,
atascando los latidos que revitaliza la cabeza,
razón por descubrir entre la maraña congénita
que envidia la necesidad de sentir la felicidad.

Puede parecer una realidad puramente esquizofrénica,
desenmascarar el autentico valor del porque de todo,
pero realmente no somos capaces de ahuyentar al miedo
que reclama como suya la probabilidad del fracaso.

Ahuyentar los miedos no supone el éxito, ni tampoco
dejar de sentirlo, pero si contribuye a ir creciendo.




18 comentarios:

  1. Excelente y reflexivo texto
    un placer leerte.
    que tengas una feliz semana
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. "Ahuyentar los miedos no supone el éxito, ni tampoco dejar de sentirlo,pero si contribuye a ir creciendo"...perfecto.
    Como tu,creo que luchar contra los miedos te hace crecer y además creo que ayuda a conocerse más a uno mismo,a saber lo que quiere,a no dejarse llevar,a ser más selectivo y a una cosa que valoro mucho...te ayuda a ser libre y eso...es maravilloso,cuesta afrontar los miedos pero luchar contra ellos te proporciona cosas,momentos,instantes que jamás te proporcionará el estanque de la cobardía.
    Me gusta mucho tu blog, me he sentido identificada muchas veces con tus letras.
    María

    ResponderEliminar
  3. Vivir en equilibrio
    ya requiere un
    buen esfuerzo,
    ahuyentar los miedos
    ayuda a no caerse.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Ese maremagnum de porques y preguntas sin respuesta podría ser la estrategia perfecta de los miedos, para mantenernos bajo su sometimiento.
    Yo prefiero aceptar mis miedos, conocerlos.. mirarlos por arriba y por abajo.. de costado.. poco a poco se van desmontando..
    Aunque muchas veces este ciega del todo, claro.

    muxu

    ResponderEliminar
  5. "(...) el miedo reclama como suya la probabilidad del fracaso"
    Tremendo! absolutamente reflexivo.

    Te dejo mis saludos

    ResponderEliminar
  6. Gracias Onubius por lo que compartes.
    En mi país había una publicidad de magiclik (encendedor para la cocina), que decía que duraba 104 años...
    Estoy convencida que Somos Uno. Agradezo que cada vez seamos mas los que nos encontramos.
    Abrazo de luz, Mirta

    ResponderEliminar
  7. Hola!!!!

    Después de casi dos meses de ausencia por motivos laborales, y con el tiempo justo de postear minimamente, ahora con más dedicación y tiempo paso a saludarte y revisar actualizaciones.

    Siempre es un placer visitarte. Con mis mejores deseos de armonía interior, te dejo un relajante y cálido abrazo para tu ser.

    Beatriz

    ResponderEliminar
  8. Muy buen texto para reflexionar y leerlo un poco más, me gusto mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. MMmmm,

    Amigo Onubius, ahuyentar los miedos jamas puede ayudarnos a crecer, hay que afrontarlos, y aunque huyamos de ellos, tarde o temprano se presentan delante nuestro, y tendremos que hacerles frente si o si. Es la vida (por suerte o desgracia) pero asi es.

    "Caminante que no se detiene escapando de sus miedos, tarde o temprano tendra que parar"


    Respecto a ka ambigüedad, la verdad es que no hay peor tortura, pues nunca sabes si dar un paso o quedarte quieto, nunca sabes si hagas lo que hagas lo haras bien o mal, es la sentencia eterna de lo ambígüo: la duda, la ansiedad, el malestar....

    Bello poema, y bella forma de relatarlo.

    Siento mis ausencias, pero llevo unos meses muy ajetreado, sin parar, y espero que aqui tampoco llegue tarde ;)

    UN fuerte abrazoz :)

    JN

    ResponderEliminar
  10. Hay muy pocos monstruos que garanticen los miedos que les tenemos.

    André Gide en sus novelas a menudo se ocupaba de los dilemas morales que vivió en su propia vida...

    ¿No te ves un poco reflejado?

    Buen trabajo....como siempre.

    Salu2

    ResponderEliminar
  11. Saber vivir con los miedos es saber vivir... saberlos entender también.
    Recibe un cordial saludo berlinés.

    ResponderEliminar
  12. La foto es maravillosa...El texto, es una caricia al alma...

    Bendiciones amigo:)
    Abrazos fuertes

    ResponderEliminar
  13. Profundo poema para reflexionar:El porqué no atajamos los miedos, sencillo nos paraliza, he aprendido a lo largo de mi vida a hacerles frente, y que agusto se queda uno, estoy en una època de ésas, y sacando cabeza, qué la vida es bella! ;-)

    un abrazo

    Maite

    ResponderEliminar
  14. Un poema también con un toque triste y melancólico en el fondo¡¡

    Genial tu diseño con fondo negro¡¡

    ResponderEliminar
  15. Que casualidad hoy en algun lugar de mi pc escribia algo asi ...que el miedo a la verdad no te impida caminar hacia delante ...nunca temas a la verdad por más dolorosa que sea la respuesta ,vivir a ciegas no es mas bonito tan solo el no saber te alarga la duda y el miedo ,aunque yo soy de las personas que prefiero mil veces caer y levantarme sin miedo a nada ...yo prefiero el dolor y la verdad que podre superar seguro a una duda y dejar que pase el tiempo por miedo a su respuesta ...

    Un besito enorme Josh.y sobra decirte que cualquier cosita ya sabes y estare volando a tu lado .MUAKSSSS

    ResponderEliminar
  16. Los miedos, esas tensiones, esos handicaps, que cuando se canalizan bien como tú haces en el poema, nos ayudan a superarnos.

    Un poema muy constructivo, edificante. Buena reflexión. Lo que haces aquí es poner a andar a la poesía, la utilidad necesaria que debe tener todo poema.

    Gracias. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Es cierto, superar el miedo, nos hace madurar, creer y afrontar lo que nos venga día a día.
    Besos y susurros muy dulces

    ResponderEliminar
  18. Cierto, superar los miedos es un aprendizaje enriquecedor ...

    ResponderEliminar