menu

27 septiembre 2010

REINO

 
 
 
Es un buen momento para detener el tiempo, contagiado del relax deambulan mis sentidos con cierta carga de inexpresividad, no hay nada concreto de lo que hablar, ni siquiera un lugar donde reposar la mirada, esta pantalla en blanco de mi virtualidad, se convierte en testigo de la pausa, haciendo caso omiso al movimiento de las agujas del reloj,invirtiendo segundos tan solo,para seguir respirando.

Y entre tanta desidia, convergen los toques de atención que me rodean, el murmullo de risas reinventando la esperanza, el ritmo del corazón buscando la razón, el parpadeo constante aclarando la neblina, el recitar de mis dedos con toques apasionados en el teclado o la luz de la farola intentando entrar por las rendijas de la persiana creyéndose luna, me hacen pensar si merece la pena darle el reino a la tristeza.

No hay disculpas ni excusas, todo debe seguir girando a mi alrededor, aunque a veces se convierta en toda una odisea, tratando de entender cuan fiel es mi soledad, computando y observando la distensión que acarrea transportar la inagotable, generosa y esquiva fuente de lo absurdo, rotulando la ambición de seguir sonriendo,arrancando infinitos argumentos que sostengan la satisfacción de poder cumplirlo.

Después de lo expuesto, con los pies firmemente plantados en el todo, recubierto con el brillo reflejado de la pantalla, a sabiendas de que el tiempo, es obsesivamente irrepetible, modifico la percepción del horizonte, engalanando el rostro y sorprendiéndome en esta esquina de mi universo, trato de regenerar mi condición de mutabilidad, por que no hay mejor ubicación para volar, que la de querer conquistar el reino de la felicidad.
 
 


10 comentarios:

  1. Que maravilloso final! Realmente es así!

    ResponderEliminar
  2. Sabes por qué el Reino de la Tristeza está tan triste? Porque todo el Mundo prefiere el Reino de la Felicidad;)

    Amigo, ¿te vienes a conquistarlo?

    ResponderEliminar
  3. Asì es, un buen momento para detener el tiempo, y girar a tu alrededor, para rozar un poco la felicidad, esa, que encierra tus palabras.

    Gracias, por seguir construyendo, ese reino cada dìa!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. "No hay mejor ubicación para volar, que la de querer conquistar el reino de la felicidad."...Bueno es el resumen sincretico de la vida...la busqueda sin denuedo de la felcidad...un texto que me sume en la meditacion y la serenidad...magnifico,Josh...sigue reinventandote y a nosotros a la vez...un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Todos querriamos conquistar el reino de la felicidad... un día de estos lo haremos...

    Abrazusssss y besos...

    ResponderEliminar
  6. ¿soñar es gratis? y recrearnos en realidades procedentes de la imaginación constante también ¿no? pues como digo yo normalmente, aunque se que no está bien dicho "PALANTE" Me ha encantado. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Querido amigo, una amiga mía algo alocada, me ha propuesto un juego...y tengo que invitar a 4 amigos a que lo realicen, mira mi entrada, uno de ellos eres tú...

    http://incontablementejuntos.blogspot.com/2010/09/el-juego-del-4.html

    Cuento contigo, a ver si nos reimos un rato.
    Besoss.

    ResponderEliminar
  8. Ignoro si existe tal reino... la insatisfacción humana posiblemente destruiría su existencia, la busqueda incesante nos aleja a veces y otras nos acerca a la extinción
    ¿mecanismos de supervivencia o de autodestrucción?
    que VIVAN!los "murmullos de risas reinventando la esperanza".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Sin duda es la mejor ubicación,cuando el aterrizaje es justo en el centro de ese giro anhelado que es la felicidad.
    El deseo de decir adiós a la desidia y a su compañera infatigable,que es la soledad es la lanzadera.
    Precioso escrito.
    Un beso.

    ResponderEliminar