menu

11 agosto 2009

PASADO POR AGUA

A la salida del trabajo el viento pareció acompasar el látigo de sus tentaculos en tan solo unas décimas de segundo, el cielo se empeño en oscurecer su escenario, tan solo bastaron unos pocos minutos, la noche acentuaba su cercanía, mas estática que de costumbre, pareció por un momento una gigantesca fotografía expuesta ante mi atónita mirada. Entre esa calma e inmerso en mis pensamientos, a solas con la oscuridad que ganaba centímetros certeros y sin mediar aviso alguno, de repente, comenzo a llover,caían goterones como puñaladas, parecían charcos por si solos al precipitarse contra el suelo, que reseco por el calor del día, se resignaba a ser empapado por esta súbita lluvia que bautizaba mi primer día de trabajo. Es extraño, pero no recuerdo cuanto tiempo he permanecido mirando la lluvia caer girando a mi alrededor. Mientras empapado entraba en el coche no dejaba de pensar que a pesar de ser lunes no se había dado tan mal el día, sobre todo al final.



"...Las gotas de la lluvia que no cesan de caer
Parecen mariposas en el filo de tu piel
La luna esta que no se va
El sol empieza a arder
Te abrigo con estrellas
Tu me arropas el querer ..."


10 comentarios:

  1. Una maravilla dejarse llevar...; eso es placer. Mucho placer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. La lluvia tiene a veces el poder de hipnotizar...

    ...te abrigo con estrellas.

    Tierno y bellísimo poema.

    Un abrazo Onubius.

    ResponderEliminar
  3. La naturaleza es sin duda, lo que más insignificantes puede hacernos sentir.. pequeños y sin " valor ".. pero al mismo tiempo, eso nos hace crecer.. ( creo que no me he explicado, pero confio en que uses ese sexto sentido tuyo para llegar más allá :P )
    Besos mojados ^^

    ResponderEliminar
  4. La lluvia sirve a veces de elemento purificador, otras es simplemente de nuestras ideas clarificador, devolviéndonos a la realidad,a veces cruda, pero que nos conecta de nuevo con nuestro alrededor, en una vuelta a ser, a estar, en este mundo que hoy nos acuna y mañana nos derriba por el suelo, dejándonos sin consuelo, mojados, empapados, llenos de dolor.
    Lo bueno de ésto es que llega un momento en que nos secamos y como por arte de magia la alegría recuperamos, de lo anterior nos olvidamos, de la mojadura no nos acordamos, y nos sentimos un poquito más fuertes por haber resistido a esos momentos tan desafortunados.
    Lo mismo nos ocurre con los sentimientos, cuando circunstancias de la vida nos tiran por tierra, y parece que no podremos volver a levantarnos, aparece una mano amiga, que hacia nosotros tendida, nos regala la fuerza para incorporarnos, nos regala su calidez, para que no nos sintamos sólos, nos viene a decir que hay alguien que nos quiere, aunque canales distintos sintonicemos. Creo que a éso le llaman AMISTAD, pura y simple AMISTAD, sin premisas, sin contrapartidas, tan sólo con un "te lo doy todo y no me debes nada a cambio".....y éso, éso no tiene precio, amigo Onubius.
    Quería haber dejado algo poemado, al estilo de otras veces, pero hoy no he podido, hoy debía dejar algo claro: que hay amigos que no se merecen, de cuyos actos seremos siempre deudores, por mucho que nos empeñemos en devolverles cuanto nos dan , cuanto nos ofrecen.

    Creo que sabes de qué hablo....

    Abrazzzusss.............siempre.

    ResponderEliminar
  5. Dias donde la lluvia nos regala unas lagrimas caidas de ese cielo que se va apagando en luz ,dandonos paso a la nostalgia ,a solo desear sentarse en un sillon junto a una ventana para observar esas gotitas deslizarse suavemente por el cristal ....mmmm precioso ,otra vez me haces soñar ....

    UN BESITO ENORME MI NIÑO.

    ResponderEliminar
  6. Sabes que me encanta caminar bajo la lluvia, obviamente me refiero a las lluvias suaves, lo disfruto mucho y aún más cuando necesito elaborar algún conflicto interno.

    Lindo post, interesante.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. La lluvia purifica, me encanta ver llover, cambia la escenografía aún sin moverse del lugar.


    BESOTES QUERIDO AMIGO.

    ResponderEliminar
  8. Jeje, compañero, ayer pasamos por el delirio del viento_agua a destiempo más de uno....

    Pero sabes, aún sigo pensando que me gustaría ponerme un pendiente en la oreja izquierda, pero claro, el cabo de Buena_esperanza no lo he cruzado aún, pero persevaré Josh, te apuntas?....


    Salu2ssss vs Abrazus....

    ResponderEliminar
  9. La propia naturaleza, a veces, nos ayuda a olvidarnos de los problemas cotidianos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Adoro la lluvia... hoy volvió a llover en la tarde y lo disfruté, como nunca y como siempre.

    Un abrazo! =)

    ResponderEliminar