menu

20 noviembre 2016

AL TIEMPO







               Al tiempo le gusta jugar, fiel a su destino deja retazos por el camino, como si vivirlos de nuevo fuese cuestión de quererlo, al tiempo le gusta jugar girando a mi alrededor, descubierta queda su intención,  no le guardo rencor, al viento le cuenta su versión y aunque pareciera que su descaro solo fuese  un favor, pasa sin darnos cuenta, cambiando en cada paso de color,  como un halo misterioso envolviéndolo  todo,   como un suspiro en el que todo pareciera  maquinado y no fuese real, pero sí lo es,  y mirar hacia atrás,  nos hace recapacitar sobre su cruda realidad…


Pd:
No hay que temer 
al paso del tiempo
 y si… a no vivirlo…










13 noviembre 2016

CANCIONES









       Hay canciones que huelen a esperanza,  aunque el dolor al adiós siga presente, tendrás entonces en cuenta las vueltas que marca el reloj, a lo mejor no lo entiendes, a lo mejor no te encuentras, pero más vale tocar la puerta que dejar pasar  la vida sin tomar las riendas, hay canciones que nacen de la esperanza, aunque la ventana de las ilusiones se cierren de repente, tendrás entonces que jugar  a ser el ritmo de tu propia melodía, a lo mejor te sorprendes, a lo mejor no te concentras, pero más vale cantar desafinando que perder el alma sin ofrendas, hay canciones que forman parte de nuestra vida, hay canciones que nos acompañan toda la vida, hay canciones que no dejamos de escribir día a día…

Pd:
Hay canciones
 que nos ayudan
 a no perder el norte, 
mientras nos empeñemos 
en seguir adelante…







06 noviembre 2016

DEL TODO Y LA NADA







                Los tiempos muertos, como los silencios, recorren la espina dorsal con escalofríos, el bello se eriza, la garganta se enmudece y el centelleo en la mirada perdida admite una nueva dimensión, todo es efímero, nada es para siempre, el vacío se origina tras perder algo que habíamos conseguido o poseído, la nada está por inventar, por crear el todo y sus consecuencias, por argumentar la posibilidad, la facilidad o la dificultad, de la nada, nada, mientras que del todo, es posible llegar a la nada...
pd: 
después

del todo y la nada... 
¿que nos queda...?

01 noviembre 2016

QUIERO



              





         Pasearé  por la orilla de ese mar que compense los vacios de ti, le hablaré de silencios compartidos, de noches en vela, de susurros desquiciados, refrescaré la memoria cuando esta se empeñe en olvidar lo inevitable, le recitaré los versos que dibuje para ti, le cantaré las melodías que un día fueron nuestras y aunque se empeñe en lo contrario,  el devenir de sus caricias mecerá mis sentidos mientras pienso en ti, relajaré el anonimato y pintaré de azul mi cielo sin preguntar a quien le conté mis penas otoñales y seguro que  terminaré por darme cuenta al despuntar la mañana en mi horizonte, que  solo fue una pesadilla, porque las olas revolucionadas solo reflejaban el temor a perderte, quiero convencerme de ello, quiero pasear por sus orillas, contigo a mi lado…


Pd: 
Las pesadillas a veces
 se consolidan
 y parecieran realidad…




23 octubre 2016

DISTANCIA








     No sabría cómo decirte a que huele esta desesperación que siento, porque me doy cuenta que la distancia nos va separando con inusitada rapidez, escribo en soledad, intentando acompasar el lagrimal de mis letras, sintiendo como se instala un beso en cada recuerdo o una caricia perdida en cada gesto,  en todas las palabras el sentimiento a gritos reclamando tu regreso, si bien es cierto que la distancia es el olvido y que con él, lo real se emborrona de colores ennegrecidos, no debo desterrar el descuido,  ni el olvido, no debo envalentonarlo, aunque no estés, nada pasa desapercibido, para mis ojos sigue la ventana abierta, la cama desierta y tu aroma revoloteando por mi alrededor, he soñado con tu piel junto a la mía, intentando encontrar recovecos olvidados, temo perder el alma de mi memoria,  el recorrido transitado, pero todo sigue en silencio y cada impulso de pasión anhela  tu calor, seguiré soñando, seguiré acariciando tus desnudeces  en la almohada, al son de la melodía que un día no muy lejano marcaron nuestras caricias, siento mis letras cansadas y mis recuerdos seguirán anidados en algún lugar, desorientados , esperando recortar la distancia entre tu boca y la mía…

Pd: las distancias envalentonan el olvido…